Narra aventura Henry Urrutia   Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Narra aventura Henry Urrutia

El pelotero cubano ha tenido que pasar por diversas travesías para poder cumplir su sueño de ser beisbolista profesional.

Henry Urrutia, jugador de Sultanes
@SultanesOficial

Para alcanzar el sueño de jugar en las Grandes Ligas, Henry Urrutia tomó en el 2010 el riesgo de aventurarse en un bote y pasar cuatro días en alta mar hasta llegar a República Dominicana.

Urrutia logró el objetivo de emigrar, luego de fracasar más de una ocasión en el intento de abandonar la isla.El refuerzo de los Sultanes para la siguiente temporada de la Liga Mexicana del Pacífico estuvo dos temporadas con los Orioles de Baltimore, en el 2013 y el 2015.

“Salí de Cuba a finales del 2010, me fui hacia Dominicana en un bote, creo que esa es la historia de casi la gran mayoría de los jugadores que han salido de Cuba en esas épocas, salí en un bote que de hecho me pasé cuatro días en el mar”, relató Henry.

“Llegué a Dominicana, ahí estuve alrededor de un año y seis meses tratando de firmar, tuvimos muchísimos problemas con el papeleo, con nosotros estaba Jorge Soler que está en Grandes Ligas ahora mismo, de hecho había varios jugadores más”.

Menciona que hubo un problema grande porque el gobierno de Cuba no quería que le concedieran la documentación a Yoenis Céspedes, incluso su país amenazó con romper vínculos deportivos si Dominicana le daba los papeles al pelotero ahora de los Mets.Entonces fue en Haití donde recibieron la residencia para tener la posibilidad de ser firmados para el profesionalismo, tras poco más de de dos años de espera, agregó el bateador zurdo en la charla que tuvo en el programa de radio Bateo Libre.

“Al llegar de forma ilegal a otro país, para recibir la documentación tienes que entrar legal, nosotros llegábamos en bote y tenías que pagar extra para hacer ese papeleo, te ponían en la visa como que entrabas legal…gracias a Dios ahora ya los jugadores que están saliendo lo hacen legalmente”, explica el pelotero de 34 años de edad.

Henry Urrutia admitió que más adelante espera retirarse como pelotero con el equipo de Las Tunas, su ciudad natal, aunque para regresar a jugar a su país tendría que pasar por un trámite en cuanto a documentación legal.El jardinero y primera base dijo que le sentará bien batear el siguiente invierno en el diamante del Estadio Monterrey.

EL APUNTE:

Henry Urrutia es hijo de Ermidelio Urrutia, un histórico del beisbol cubano que ganó con su selección medalla en los Juegos Olímpicos de 1992, Centroamericanos de 1993 y Panamericanos de 1995, y fue campeón en el Mundial de Beisbol Amateur de 1988, 1990 y 1994.

AZ.