Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Inaugura AMLO el Salón de la Fama del Beisbol

El presidente de México, el Gobernador de Nuevo León, el alcalde de Monterrey y diversas personalidades del mundo del béisbol estuvieron presentes.

Roberto Alanís.

El Salón de la Fama del Beisbol quedó inaugurado este miércoles en el Parque Fundidora de Monterrey.

Con la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador; Jaime Rodríguez Calderón. Gobernador de Nuevo León; Adrián De la Garza, Alcalde de Monterrey, y Alfredo Harp Helú, empresario dueño de los Diablos Rojos del México, se abrieron las puertas del recinto de los inmortales.

Al evento asistieron diversas personalidades del mundo del béisbol nacional e internacional como Fernando Valenzuela, Mike Brito, Felipe 'Clipper' Montemayor, entre otros.

También estuvieron presentes los dirigentes de Sultanes de Monterrey, campeón actual de la Liga Mexicana de Béisbol: Francisco González Sánchez, Presidente del Consejo de Administración del Grupo Multimedios; José Maíz García, Presidente del equipo, y Guillermo González Elizondo, Vicepresidente.

"El beisbol, además de ser un deporte, es historia, estadística y sobre todo un arte", dijo Harp Helú, principal inversionista, ante los medios de comunicación.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, al tomar el turno de la palabra, expresó que el béisbol es su pasión y siempre ha sido seguidor de la Liga Mexicana.

“Que sigan habiendo muchos home runs con casa llena”, dijo. Luego, agregó: "Se aprobó en el presupuesto una partida para fomentar el beisbol", comentó López Obrador, señalando que se invertirá para la creación de academias y escuelas de este deporte, que sirvan como semilleros de peloteros.

Al término del acto proctocolario, el presidente y una pequeña comitiva hicieron el recorrido oficial, donde se vio al mandatario ponerse en la caja de bateo.

El Salón de la Fama del Beisbol es un inmueble que preserva los récords de los peloteros mexicanos y reconoce a aquellos que han hecho historia a nivel profesional. El lugar tiene jaulas de bateo, de pitcheo, áreas de juego familiar, un mini-estadio , una biblioteca con historia y documentos relacionados con esta disciplina, además de una sala de exhibiciones temporales y permanentes, un auditorio para conferencias, proyecciones de películas y una tienda de artículos oficiales.

Dicho recinto implica una inversión estimada en los 400 millones de pesos. Se edificó sobre un área de 7 mil 200 metros cuadrados en la parte sur-poniente del Parque Fundidora.