Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Valtteri Bottas supera a Hamilton y gana el Gran Premio de Australia

El piloto finlandés sorprendió en la primera carrera del año y superó en el podio a su compañero Lewis Hamilton de Mercedes y al holandés Max Verstappen (Red Bull).

Una salida fulgurante del piloto finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), en la que adelantó a su compañero británico Lewis Hamilton que salió desde la 'pole position', le dio el triunfo al nórdico en el Gran Premio de Australia que le convierte en el primer líder de la Fórmula 1 en 2019.

Bottas sumó la cuarta victoria de su carrera deportiva más de un año después de su último triunfo (en Abu Dabi 2017) arrebatando el liderazgo a Hamilton en una salida magistral, en la que echó por tierra la sexta 'pole' seguida del pentacampeón británico y tras la cual gobernó la carrera sin que nadie le discutiera e incluso se permitió marcar la vuelta rápida y sumar un punto adicional.

Hamilton sigue peleado con el circuito de Albert Park. Ha salido ocho veces desde el primer lugar en Australia y solo se ha llevado la victoria en dos, 2008 y 2015. Sus últimas cuatro 'poles' han acabado en victorias de Rosberg, Vettel (dos) y Bottas.

Completó el podio el holandés Max Verstappen (Red Bull) que sacó el máximo a su nuevo motor Honda para rebasar al Ferrari del alemán Sebastian Vettel, que sufrió problemas de ritmo en el último tercio de carrera e incluso estuvo amenazado por su compañero de equipo, el monegasco Charles Leclerc, finalmente contenido para quedarse atrás.

El resto de puntos se los repartieron el danés Kevin Magnussen (Haas), el alemán Nico Hülkenberg (Renault), el finlandés Kimi Raikkonen (Alfa Romeo), el canadiense Lance Stroll (Racing Point) y el ruso Daniil Kvyat (Toro Rosso), décimo.

No entraron en ellos el mexicano Sergio Pérez, que culminó en el decimotercer luigar, ni el británico Lando Norris (McLaren) que no gestionó bien su octavo lugar de salida y salió perjudicado en el paso por talleres, ni su compañero Carlos Sainz, que intentó la remontada desde el puesto 18 pero rompió el motor en la undécima vuelta cuando había ganado cuatro puestos.

El reinado de Bottas comenzó en la salida, cuando superó fácilmente a Hamilton, desde su segundo puesto de la parrilla y comenzó la escapada, ya que con la primera vuelta ya sumaba algo más de un segundo de distancia. También intentó hacérselo Verstappen a Vettel, pero sin éxito ya que el Ferrari reaccionó bien.

Ricciardo (Renault), ídolo local que salió duodécimo, intentó recuperar puestos saliendo por el borde de la pista, pero rompió el alerón trasero al pasar por un bache del césped, lo que dio al traste con su intento de remontada y le obligó a ir a los talleres. Mal prólogo para su carrera, que acabó con abandono.

Norris perdió dos puestos en la salida y quedó décimo, a manos del Renault de Hülkenberg y el Alfa Romeo de Raikkonen, los mismas que cayó 'Checo' Pérez, que pasó de la décima a la duodécima plaza, mientras Sainz ganó cuatro posiciones hasta la decimocuarta posición.

Del grupo perseguidor de Bottas se cayó Leclerc en la novena vuelta al salirse de pista, lo cual le hizo perder un buen número de segundos respecto al líder y quedarse a 15,1. La renta de Bottas sobre Hamilton se iba a 3,6 segundos.

La carrera de Carlos Sainz se acabó inesperadamente en la vuelta 11, cuando iba decimocuarto cuando su monoplaza comenzó a echar humo por una rotura de motor. "

No power, no power" ("No tengo potencia, no tengo potencia"), dijo Sainz al equipo por radio, con lo que recibió la orden de detener el monoplaza, que consiguió llevar hasta la calle de talleres.

A partir de ahí, en la vuelta 15, comenzaron los cambios de neumáticos. Por un lado entraron los de la pelea de la zona media, Hülkenberg, Magnussen, Raikkonen y Grosjean. Por otra, los contendientes por el podio, Vettel primero y Hamilton después.

Mientras tanto, Bottas aguantó para escaparse aún más y llegó a superar los 12 segundos de ventaja sobre el segundo, que circunstancialmente era Verstappen, aún sin parar. Tampoco lo hizo Leclerc, que se ubicó temporalmente en el podio.

Bottas entró en el garaje en la vuelta 24, lo que le permitió salir por delante de Hamilton y Vettel, e incluso de Leclerc. De esta manera, el finlandés solo tuvo que esperar a la irremediable parada de Verstappen para recuperar el liderato y llevar el Mercedes hasta la victoria final.

Entre los que tampoco habían pasado por los talleres, el canadiense Lance Stroll, el ruso Daniil Kvyat y el francés Pierre Gasly se habían enrolado en la zona de puntos y de ahí había salido Lando Norris, en una parada no muy bien gestionada por McLaren que el dejó por detrás de todos sus competidores e incluso del Alfa Romeo del italiano Antonio Giovinazzi, al que necesitó mucho tiempo para adelantar, lo que le hizo perder su opción de puntuar.

Con la parada de Leclerc, se reinstauró el podio con Bottas, en busca de la cuarta victoria de su carrera con Hamilton a 15,8 segundos y Vettel dos segundos por detrás del británico, sobre quien se abalanzó un rapidísimo Verstappen, que aprovechó el impulso del DRS para adelantarle en una doble curva y arrebatarle el podio.

Entretanto, la grada se quedó sin su ídolo con el abandono de Ricciardo, a quien el equipo Renault obligó a parar por precaución, y sin el francés Romain Grosjean, debido a una rueda mal apretada durante el cambio de neumáticos.

Con Verstappen en busca de Hamilton, la duda residía en si Bottas sería capaz de llegar al final con sus neumáticos o conseguía estirar un poco más la ventaja para lograr los 23 segundos necesarios para hacer una segunda parada y asegurarse un final sin incidentes con ruedas nuevas.

El finlandés exprimió su Mercedes hasta el punto de hacer vueltas rápidas para sumar el punto adicional incorporado este año por la reglamentación, mientras la amenaza de Verstappen sobre Hamilton pareció haber quedado en suspenso.

El holandés perdió parte de sus opciones de amenazar al pentacampeón al salirse levemente cuando ya solo le quedaban ocho vueltas para el final, mientras Leclerc se acercó a menos de un segundo de su compañero Vettel, que lanzó por radio la pregunta que todos se hacían: "¿Por qué vamos tan lento?", se quejó el alemán.

Por la radio también discutía en ese momento Bottas con Mercedes, ya que, con una ventaja de 23,8 segundos sobre Hamilton, pidió pasar por garajes para poner un neumático nuevo, asegurar la vuelta rápida y el punto adicional. "Quiero 26 puntos", reclamó el piloto nórdico.

A la pelea por la vuelta rápida se apuntó Verstappen, que llegó a ponerse a menos de un segundo de Hamilton, pero finalmente el Mercedes del finlandés se impuso con un mejor giro de 1:25.580 en la penúltima vuelta, justo antes de ver la bandera a cuadros que le reconocía como vencedor y primer líder de la Fórmula 1 en 2019. ​