Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Presidente de Brasil llama "gripecita" al Covid-19 y Dani Alves le responde

El futbolista brasileño publicó en redes sociales su punto de vista sobre la opinión del presidente de Brasil con el tema del coronavirus.

Dani Alves, jugador brasileño
Foto: Agencias

El capitán de la selección brasileña de futbol, Daniel Alves, criticó este miércoles la gestión del presidente del país, el ultraderechista Jair Bolsonaro, frente a la crisis del coronavirus y le recomendó "pensar en el bienestar del pueblo".

"Respeto mucho su Presidencia, respeto mucho a su señoría, pero son muchas familias y muchas personas trabajando en pro del combate contra esa pandemia", afirmó el camisa 10 del Sao Paulo en sus redes sociales.

"Usted, como la persona más importante de este país, debería también pensar en el bienestar de nuestro país y de nuestro pueblo", completó.

Alves reaccionó así al polémico pronunciamiento en red nacional de Bolsonaro, quien menospreció, una vez más, la gravedad de la pandemia, criticó el confinamiento de la población decretado por algunos gobernadores regionales y apostó por la reapertura de los colegios.

"Si la política de aislamiento continúa tendremos el caos y el virus juntos", reiteró este miércoles en declaraciones a los periodistas a la salida del Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasilia.

El mandatario, líder de la extrema derecha en Brasil, también tachó el COVID-19 como una "gripecita" y aconsejó poner en cuarentena solo a ancianos y personas con enfermedades previas, contrariando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El gobernante considera prioritario conservar los empleos y mantener en funcionamiento la economía, lo que ha sido duramente criticado por médicos, especialistas y líderes políticos de distinto sesgo ideológico.

Brasil registró hasta este martes 2 mil 201 casos confirmados de coronavirus y 46 muertes, la mayoría en el estado de Sao Paulo (40), donde desde este martes rige un periodo de cuarentena de 15 días, prorrogables, para intentar contener los contagios.