Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Al estadio sin rijosos

José González Ornelas, presidente del Consejo de Administración del Club Monterrey, dejó en claro que las prioridades de la institución son ganar títulos y cuidar el ambiente familiar en el “Gigante de acero”.

Estadio BBVA
La Afición

En el festejo por el 75 aniversario del Club de Futbol Monterrey, y en el recuento, luego de 5 años en el “Gigante de acero”, José González Ornelas, presidente del Consejo de Administración del Club, dejó en claro que la prioridad en la nueva casa albiazul es el ambiente familiar.

La directiva de los Rayados trabaja firmemente con la finalidad de conseguir la mayor cantidad de títulos en el plano deportivo, y a la par, celebrar los partidos en casa de los Rayados en un entorno familiar, donde la pasión desbordada, el enfrentamiento está prácticamente vetado.

En entrevista exclusiva con Canal 6 Deportes, el dirigente fue enfático en señalar las causas que han propiciado un aficionado distinto al futbol, en comparación con hace 15 años, pero que tendrán que ajustarse a los lineamientos para disfrutar del espectáculo.

“El futbol ha ido creciendo en emocionalidad. Yo al aficionado al futbol creo que es diferente al de 15 años atrás, hoy el aficionado al futbol enfrenta una sociedad que propicia comportamientos a veces extremos. Nuestro estadio está diseñado para tener facilidad y el confort de otro tipo de comportamiento, acá puedes andar en el estadio libremente”.

“Nosotros desde hace tiempo tenemos la convicción de que este espectáculo siga siendo un espectáculo familiar, donde puedan seguir viniendo familias, adultos mayores, niños, que todos tengan un comportamiento que les permita y motiva el poder disfrutar el futbol. No estamos en contra del aficionado que viene a disfrutar de una fiesta, sin embargo, sí estamos en contra del aficionado que se desborda la pasión y propicia un comportamiento o un enfrentamiento o un entorno que significa un riesgo para los demás. Hoy el tema seguridad, espectadores, familia está en nuestras principales búsquedas en el espectáculo que se da en el estadio”.

¿Ustedes percibían alejamiento con el aficionado?

“El cambiar de lugar donde se celebraban nuestros juegos, el cambiar de estadio, es un factor que de alguna u otra manera ha incidido. De estar en un estadio cerrado, con limitaciones para poder transitar libremente, nos permitía de alguna u otra manera tener protocolos mínimos de seguridad”, refirió.

Uno de los objetivos más importantes de la institución albiazul es promover valores.

“Primero, hacer un agradecimiento por estar aquí, por cumplir 75 años, un agradecimiento a nuestros fundadores, que tuvieron un sueño y que son fundamentales para estar aquí. A nuestra afición y a nuestra comunidad, son la razón de ser de este Club, son el alma de nuestra institución, un agradecimiento a todos los jugadores, técnicos, colaboradores, directivos, que han hecho la historia de este Club y nos han hecho sentir orgullosos de pertenecer al Monterrey”.

“Este club ha pasado por diferentes etapas, retos, adversidades, tragedias, derrotas, descensos, quiebras, intervenciones fiscales, pero siempre ha sabido levantarse, continuado adelante, hoy esta ciertamente con un pasado rico en emociones, presente sólido, con activos deportivos y materiales y con un futuro promisorio y retador”.

“Hay dos objetivos centrales en el Club, obtener los máximos logros deportivos en cualquier torneo que se participe y generar valor social a esta sociedad y comunidad”.

¿Qué es lo primero que pensaste cuándo llegaste al equipo?

“Yo era un aficionado al futbol de joven y de adulto, veía el futbol y sentía lo que siente cualquier aficionado. Cuando a uno le dan una responsabilidad lo primero que hay que hacer es aprender, tratar de aprovechar lo que existe y construir a partir de ahí. Cuando llegamos, lo primero que hicimos fue tratar de aprender y entender lo que estábamos tomando”.

“Estábamos tomando un Club que ya tenía una afición y tenía también un sello que se lo había plasmado las personas que estuvieron antes, es un Club donde se respetaba el esfuerzo. Tenía los valores que caracterizan a la sociedad regiomontana, a base de esfuerzo, compromiso, sin subsidios y siempre buscando las formas de mejorar. Encontramos activos intangibles, sobre los cuales pudimos construir un Club, aunque tuvimos que resolver problemas reales y puntuales”.

“Afortunadamente pudimos incorporar algunos jugadores e incorporar a Passarella y ser campeones en el 2003, aún y estando sujetos a la intervención por parte de la Secretaría de Hacienda. Intervención que pudimos liberar hasta el 2005, cuando pudimos subsanar los pasivos que encontramos en su momento”.

¿Te arrepientes de la salida de Vucetich?

“Es que ese tipo de decisiones siempre van a ser difíciles, la decisión de prescindir de un ser humano siempre es difícil. Pasó en su momento con Diego Alonso, con Miguel Herrera, con Vucetich”.

¿Por qué pensabas que ya había terminado el momento de Vucetich con Rayados?

“La lectura era basada en los hechos, en los resultados, teníamos ya varios años con un plantel que parecía que ya necesitaba renovar, había que dar un paso en otro sentido. Pensamos que también necesitábamos incorporar un mayor grado de exigencia en toda la institución, finalmente una serie de factores que son los que fundamentalmente se consideran en uno u otro sentido. Todo tiene que ser analizado en un contexto con diferentes perspectivas ya analizando lo que sigue”.

¿Qué le dirías al aficionado?

“En el tema de lo que es deportivo es una cosa que nunca se va a dejar de aprender, todos los días aprende uno algo nuevo, cuando pareciera que todo lo sabes aparecen contextos que no habíamos considerado. El futbol es cada día un reto más grande, el futbol quizás la industria más global que existe en el mundo, es el mismo idioma y se juega igual en más de 200 países".

CS