Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Falta contundencia y acusan pérdida de control

Tras un primer tiempo donde terminaron de sentenciar a Santos, Tigres mostró una cara decepcionante en el complemento.

EFE

En cuatro tiempos de la serie Tigres vs Santos, el equipo de Ricardo Ferretti fue mejor en tres, pero el último lapso de 45 minutos, o al menos los últimos 35, dejó mucho que desear.

La clasificación a la final en ningún momento estuvo en riesgo, cuando más cerca estuvo Santos fue en el momento que le hacían falta 3 goles, era casi imposible que un equipo que no anda bien metiera 6 tantos una sola noche, pero sí metió la mitad de ellos, sí le dio la vuelta a Tigres y continuó la racha de los felinos sin poder ganar fuera de casa.

Contundencia: un problema serio

“Me preocuparía si no estuviéramos generando” o “le doy la confianza a mis delanteros pese a los errores”, elija usted su frase favorita para cuando hay problemas de finalización. Casi siempre un técnico quiere menospreciar el problema en esa primera línea hecha y mil veces repetida, no debe de dar miedo decir que la deficiente contundencia frente al arco es un problema que necesita ser solucionado.

Jonathan Orozco fue el jugador del partido, atajó 4 ocasiones que iban con inminente peligro de gol, además de que dos balones fueron estrellando en uno de los tres postes del arco, y tal vez en su momento parecía que no iba a ocurrir algo por fallar, pero por esos errores es que a Tigres le dan la vuelta y peligra el cierre de final en el Volcán.

También hubo falta de definición contra Rayados, Querétaro, Santos en la ida, Pumas el pasado fin de semana y otros partidos disputados previo a los ya mencionados. La común denominador es que en ninguno de los mencionados perdiste, pero eso no significa que no haya un punto en el último paso que deba ser visto con minuciosidad.

Se entregó el juego

Tigres había sido amplio y claro dominador del encuentro con llegadas al marco rival, buena organización defensiva que brinda soluciones a los problemas que estaba imponiendo Santos, el mediocampo era de Pizarro y Carioca, pero algo cambió para la segunda parte.

El equipo dirigido por Rubén Duarte ganó metros, avanzó, se posicionó en campo rival y comenzó un agobio pulsante cerca del arco de Nahuel Guzmán, caen goles a balón parado y con un trazo frontal de 30 metros, hasta llega un punto donde Ferretti decide modificar a línea de 5 sacando a Vargas para meter a Meza, así de cercano sentía la fuerza de Santos durante ese segundo tiempo que no debe quedar para el olvido, sino ser analizado para entender qué pasó, dónde cedieron, qué dejaron de hacer, qué permitieron que hiciera el rival. No puede quedar solo como un trago amargo por más que se haya obtenido el pase a la final.

Los amonestados

El Xl titular tenía a 4 jugadores con el riesgo de ser amonestados y perderse la final de ida: Chaka, Guido, Dueñas y Vargas. De los 4, solamente el chileno salió de cambió y Rodríguez vio la amarilla que lo priva de jugar el próximo partido del torneo.

Ferretti no tenía pensado sacar a estos jugadores, para muestra: no había un teórico suplente para Pizarro en el banco, solo Eduardo Tercero se acercaba serlo, tampoco había un lateral derecho para suplir a Chaka, porque si movían a Dueñas a ese sector daba lo mismo al correr el mismo riesgo.

Los cambios fueron Carioca por Torres Nilo, que por cierto también estaba amonestado, y Aquin por Luis Quiñones, además del movimiento para línea de 5 ya mencionado, parece que no se hizo la medición correcta de este riesgo que costó un jugador importante para la vuelta, pero pudo ser peor.