Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

“Imposible decirle que no a Monterrey”: Antonio Mohamed

El 'Turco' ya fue presentado para dirigir a Rayados en este Apertura 2019.

Mohamed

Cerca de las 11 de la mañana arribó a la Sultana del Norte Antonio Mohamed, con sus características gafas oscuras mostrando su estilo, pero también una sonrisa que abarcaba prácticamente todos su rostro, de inmediato le dijo a la prensa, “veo muchas caras conocidas”, logrando las carcajadas de los presentes.

Su primer mensaje en el Aeropuerto, destacó que es un sueño regresar, que viene a triunfar y que hoy cuenta con mejor plantel. De inmediato y junto a todo su cuerpo técnico se encaminaron hacia el Estadio de La Pandilla, ese que le dio muchas alegrías, pero también gran cantidad de tristezas.

Fue presentado en punto de las 13:00 horas, en una sala de prensa abarrotada, pues es lo que genera el ‘Turco’. Entregando sus primeras palabras de agradecimiento a la directiva y dejando en claro que al Monterrey es “Imposible decirle que no”.

También, platicó en exclusiva con Multimedios Deportes, donde destacó lo que buscará con el actual plantel, mencionando que desea jugar con dos puntas, con tres volantes ofensivos y sólo un contención, un cuadro ofensivo, rápido y que cargue su juego en la zona roja rival.

Comentó además, cómo se dio la negociación, aclaró que hay tiempo para clasificar, pues justamente llega con ese objetivo. Además, de hacer un buen mundial de clubes, pero no sólo eso, dejó en claro que ha mejorado desde el momento de su partida en el no tan lejano Clausura 2018.

Antonio ya prepara su cuadro, ya planea el trabajo que iniciará el lunes, cuando converse con sus dirigidos y planifiquen el juego del domingo ante las Chivas, enfrentamiento en el que buscará su primer triunfo.

Por último destacó, de manera categórica que el conjunto albiazul “si no tiene el apoyo de la gente no es absolutamente nada”, por lo que invitó a todos los aficionados a que los acompañe en el encuentro ante el rebaño sagrado.

¿Por qué tomar Rayados?

“Imposible decirle que no a Monterrey, después de haber conocido como trabaja este club, con la directiva que tiene con el prestigio que uno le da dirigir este club. Pero aparte el respaldo que siempre hemos tenido, hemos estado muy cerca de poder lograr la Liga, el club ha seguido creciendo, se ha seguido reforzando en un plan de crecimiento total. Es una oportunidad que no podía dejar de aprovechar, hemos decido de parte nuestra poner una fecha que es en diciembre para después evaluar cómo fue todo, creemos que se puede hacer un buen cierre de torneo y un gran Mundial de Clubes, ese es el desafío que tenemos a corto plazo".

¿Cómo jugaría este Monterrey, cómo explotarlos al máximo?

“Nosotros jugábamos acá el segundo mejor Monterrey que llegó a la final era un 4-3-3 mentiroso, porque era un 4-2-4 con Carlos Sánchez, Cardona, Pabón y Funes Mori. El segundo Monterrey era un 4-2-3-1 con Carlos, Jona, Celso o Nery, Avilés y Dorlan detrás de Funes Mori, era un arbolito de navidad. Este (plantel) yo lo veo un 4-1-3-2 con dos puntas, tres volantes detrás de los dos delanteros, cinco jugadores en campo rival constantemente. Eso me imagino hoy, después por ahí en la semana vemos otro dibujo, creo que podemos hacer que entren todos en la dinámica de esa manera”.

¿Qué enfoque le darás al equipo sabiendo que necesitas un resultado inmediato?

“Un equipo agresivo, recuperación inmediata en campo rival, desorden ofensivo como nos gusta a nosotros y tratar de imponer nuestro sello desde el primer día, un equipo intenso agresivo y que la pelota le llegue rápido a los delanteros”.

¿Te quedas en Monterrey si las cosas van bien?

“El destino dirá, la directiva sabrá que es lo mejor, el sueño mío es estar acá en casa, pero no quiero apurar los tiempos”.

¿Cómo fue acá, cuáles serían los objetivos principales entrar a Liguilla y enfrentar al Liverpool?

“Sí, esos son los objetivos primarios que tenemos, que son difíciles. Pero totalmente alcanzables, hay que ganar, recuperar la mística del equipo, la energía positiva y que el equipo juegue como uno quiere. Pero creo yo que hay cosas más importantes, recuperar la forma del equipo, que la gente confié y que la directiva pueda volver a tener un equipo como ellos quieren. Porque, a ver el domingo, yo creo que ganar es lo más importante que tiene este juego, pero si ves que un equipo patea 15 veces al arco y no gana, es lo que quieres. Porque si ostras 15 veces muchos partidos vas a ganar, después cómo va el camino nos juntaremos (con la directiva) y veremos qué es lo mejor para el Monterrey”.

¿En que eres mejor desde tú partida?

“De ese que llegó hace cuatro años, muy diferente seguramente muchas cosas buenas y algunas que no, pero uno si se quiere desarrollar y crecer como individuo, todo lo que te tocó vivir tiene que servirte como experiencia. Imagínate si Monterrey es importante que cuando salí de aquí me llamaron de Europa, todo lo que he acumulado ha sido experiencia, negativa o positiva pero para ser mejor entrenador, entonces lo tengo que demostrar desde el lunes cuando me pare como entrenador”.

“Tengo una ventaja grande, que conozco al 90 por ciento del plantel de los que están, ellos han seguido su carrera en evolución y nos volvemos a encontrar, creo que te vas encontrar a un mejor entrenador, después van a hablar los números y los resultados que se puedan conseguir para el club".

¿Cómo se da la situación con Aldo De Nigris y porqué lo quieres en tú cuerpo técnico?

“Esto con Aldo (De Nigris) surgió hace mucho tiempo, cuando yo trabajaba en Monterrey si yo me quedaba él se iba a incorporar, con la posibilidad de que trabaje en la 20 o cómo Auxiliar. Yo me fui y siempre mantuvimos el contacto, ahora que llegó a Monterrey le dije a los directivos que quería incorporar a alguien que sea del ADN Rayado, surgió su nombre o el de Pepe y todos estuvieron de acuerdo a que sea Aldo. Conmigo no hubo ningún problema al contrario lo tuve de jugador, lo conozco de jovencito y creo que puede aportar cosas importantes y también comenzar a hacer sus primeros pasos para el día de mañana, porque no sea el entrenador de Rayados”.

¿Tú sentimiento en estos momento?

“Primero estoy muy feliz, mi sentimiento es de alegría, de transmitir toda la pasión y la energía positiva que traigo al servicio del club, en este cierre de temporada y el Mundial de Clubes. Es un sueño poder estar de vuelta acá”.

¿Qué mensaje para la afición, pensando en el momento de crítica que hay hacia la institución?

“Con respecto a la afición, los mejores años y los mejores logros del Monterrey han sido unidos cuando estamos todos unidos y necesitamos el apoyo de la gente. Nosotros si no tenemos el apoyo de la gente, realmente no somos nada, necesitamos el apoyo esa comunión para hacernos más fuerte y más en los momentos difíciles. De este lado prometer que el equipo se va entregar hasta el último minuto, hasta el último metro de la cancha dejando la vida en cada pelota. Necesitamos recuperar esa mística de que la gente nos apoye hasta el último minuto, así que confío mucho en que dentro de nueve días el estadio va estar a tope apoyando a los Rayados”.

¿En algún momento desde tú renuncia pensaste que regresaría a tan rápido al club?

“La verdad que no, por eso digo que esto es un regalo de Dios, es una oportunidad y por eso puse objetivos cortos, para estar muy metido, no permitir la relajación de nadie. Buscar hacer un buen cierre de torneo y un gran mundial de clubes, para después ver qué pasa en Diciembre, pero no me lo imaginaba, cuando me llamaron enseguida dije que sí”.

¿Qué hay que mejorar con mayor premura lo conceptual o la motivación?

“Las dos cosas, porque si yo les doy sólo motivación y ganan el domingo por motivación, al otro partido pierdes. Creo que tenemos como Cuerpo Técnico poner el sello que queremos, porque me conocen, entonces en este caso es mucho más fácil porque me conocen y saben lo que uno pretende. Hay un conocimiento de todos mucho más extenso y la adaptación va a ser mucho más rápida”.

¿A Barovero lo pediste y después te fuiste del club?

Sí y a Pizarro también, con Maxi Meza habíamos iniciado charlas, pero no por Pizarro después. El club (eligió) porque acá hay una inteligencia deportiva y se decide todo en conjunto, cuando se habla de la posición que necesitamos y las características del jugador, vamos evaluando y vamos viendo. En este caso se eligió a Pizarro y yo con él hablé cuando el termina su participación en Chivas, para decirle que el Monterrey lo había comprado, hablé con él ya vez que hubo un lapso que no se sabía si venía o no.

¿Hay tiempo para clasificar?

“Si hay tiempo, sabemos que lo más importante es ganar el primer partido, sabemos que las cuentas las hacemos al final, pero lo importante es ganar el primer partido, estamos convencidos que se puede”.

¿Cómo visualizas la presión y haz visualizado tu estilo de juego para el Monterrey?

“Obvio, al Monterrey lo vi casi todos los partidos jugar, cómo a la mayoría de los equipos de la Liga Mexicana. Yo creo que el futbol es uno solo, todos nos preparamos para ganar y Monterrey tiene las herramientas para ganarle a cualquier equipo. Hoy el objetivo es recuperarse anímicamente, para poder afrontar esto que es el final del torneo, pero no tengo duda que Monterrey si entra a la Liguilla va a ser un candidato al título”.

¿Reflexionaste en este tiempo, sobre qué fue lo que te faltó para cumplir el sueño de ser campeón con el Monterrey?

“Lo analizamos en su momento cuando estábamos trabajando acá, fueron dos finales de Liga en casa, muy tristes porque tuvimos todo para ganar, tuvimos penales a favor y fuimos más que el rival, pero eso es así y no era para nosotros, quién te dice que está sea la buena para nosotros. Si hay cosas que mejorar, por aprender de lo que pasó, es una oportunidad nueva y esperemos poder aprovecharla, eso es lo único que te puedo decir en lo que ha sido del pasado”.

¿De las finales perdidas que aprendiste?

“La primera final nos sacaron a Carlos Sánchez para que no juegue el campeonato, pero si la juegas 50 mil veces la ganas 49.999, el pateador del penal contra Tigres. Las dos finales el haber hecho el gol temprano, creo que nos jugó en contra, fuimos a cuidar algo que no teníamos que cuidar, inconscientemente le dimos la pelota a Tigres y nos consiguió el empate en el primer partido y acá hizo los dos goles. Después el fútbol le dio una revancha a Monterrey y pudo ganar acá (en su estadio) pudo cerrar esa herida. Pero yo como entrenador sin diferentes momentos de lo que pasó y sirven como aprendizaje, les diría que sigan jugando igual que no cuide lo logrado”.

DP