Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

La pregunta correcta para contratar a un '9'

La decisión de traer al compañero (o reemplazo) de Rogelio Funes Mori conlleva responder correctamente las preguntas certeras.

Archivo

La guerra de medios está puesta en una primicia: ¿qué delantero va a contratar Rayados? Hay varios nombres en una famosa lista, entre ellos Luuk de Jong, “Pulga” Rodríguez, Salomón Rondón, Christian Stuani, entre otros sonados y seguramente muchos más que ni siquiera nos han pasado por la cabeza.

En cuanto al club se refiere, esta búsqueda de un centro delantero está ligada al aspecto deportivo y comercial. El entrenador necesita un 9 para redondear la competitividad de su plantilla, y la institución necesita a un referente que sirva para limar ciertas asperezas, se compren abonos, se prendan televisiones, se generen ingresos por medios digitales, que sea el futbolista que todos quieran entrevistar, un jugador que hace tiempo llevan buscando.

La necesidad total del club

Dicho en pocas palabras, Rayados necesita una “bomba”. Pero,¿qué es una bomba? Lo definiría como un futbolista de buenas temporadas pasadas, con un nombre reconocido y respetado, trayectoria con su selección y que sea de una calidad a corto plazo comprobada.

Hay bombas totalmente mediáticas, como Ronaldinho en Querétaro; hay bombas que cumplen lo deportivo y lo comercial; y hay buenas y muy buenas contrataciones.

Podría definirlo de la siguiente forma con este “bombómetro”:

  • Luuk de Jong: bomba total

  • Lukas Podolski: bomba comercial

  • Salomón Rondón: muy buena contratación

  • Christian Stuani: buena contratación

El peor para contratar

Una vez dejando claro esto, hay que enfocarnos totalmente en la parte deportiva. Hace unas semanas escuchaba a Diego Pablo Simeone hablar sobre la salida de Griezmann y el interés que tenía el Atlético de Madrid en Joao Félix. Y decía algo muy claro, lógico, pero que a veces no tomamos en cuenta: el peor elegido para fichar jugadores en un club es el director técnico, porque no está al tanto del resto de ligas, de equipos, de jugadores.

Es por esto que en Europa están las “Secretarías Técnicas” y el México la “Inteligencia Deportiva”, que funcionan bastante parecido. El entrenador es quien mejor puede analizar su plantilla, y redondea su trabajo con informes internos que hacen los auxiliares y demás colaboradores. Llegará un punto donde va a definir qué le falta y qué le sobra en su cuadro.

Un pedido de características

Difícilmente un entrenador puede llegar y decir “quiero a equis futbolista”, más bien el pedido es “necesito a un jugador que tenga ciertas características”. No se dice “necesito a Stefan Medina”, sino que se menciona “necesito a un lateral de buen mano a mano, que sepa centrar, que pueda jugar en más posiciones”, y en la lista de opciones seguramente estará Medina.

La pregunta correcta

Prácticamente todo tiene que ser una respuesta a necesidades que tenga el equipo. Y con el asunto del delantero lo primero que tiene que definirse es qué pregunta vas a tratar de responder. Es más peligroso hacerte la pregunta incorrecta que tener la respuesta equivocada.

El próximo delantero de Rayados tiene que ser respuesta a “¿Necesito competencia para Funes Mori?” o para “¿Necesito un complemento para Funes Mori?”. Es por ello que resultaba confuso pensar en que estuvieran buscando a Darío Benedetto que es un segundo punta, y al mismo tiempo a de Jong o Stuani que son ¡finalizadores! ¿Cómo vas a estar yendo a jugadores de tan distintas características? Es como estar indeciso entre comprar una camiseta o un abrigo.

Primer fracaso del semestre

¿Cuánto tiempo tenemos dándonos cuenta de que Rayados necesita a un mejor delantero para suplir o pelearle el puesto a Funes Mori? Realmente desde el 2015 ha quedado claro. Pero pasó el año y seguía llegando Benítez, Albertengo y Bareiro.

¿Por qué faltan menos de 10 días para iniciar el torneo y todavía no sabemos quién será ese nuevo 9? Bareiro ya está en San Lorenzo, los amistosos ya casi se acaban, y ¿vamos a tener que vivir otro caso de “falta de adaptación”?

Me queda claro que la directiva ha fallado en el tiempo tardado para cerrar este fichaje, solo espero que vayan a responder la pregunta correcta.