Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Un resultado a la medida

Tigres se repuso de una desventaja tempranera y consiguió un triunfo importante, aunque el factor físico podría pesar el domingo a mediodía en la Ciudad de México.

EFE

Las cosas no empezaron bien, pero Tigres supo darle la vuelta a una situación adversa por donde se le quisiera ver. Se había comentado que el principal objetivo del equipo dirigido por Ferretti era dejar su arco en cero por la regla del gol de visitante, eso solo duró nueve minutos y parecía que desde ahí todo sería cuesta arriba. Y así fue.

El partido, de altos y bajos

Ricardo Ferretti decidió comenzar este partido con tres marcadores centrales, carrileros, volantes centrales y delanteros. El acomodo defensivo fue con Ayala y Juninho de stoppers derecho e izquierdo, Meza como líbero; Dueñas y Chaka carrileros; Pizarro - Carioca - Aquino como volantes centrales, arriba Vargas y Gignac.

No fue un partido de un funcionamiento fijo, hubo muchos movimientos de los jugadores de Tigres. Meza fue muy importante para la salida del equipo, porque cabe mencionar que prácticamente todo el partido se hizo una salida desde abajo.

Que Dueñas y Aquino estuvieran por el mismo sector un sistema con tres centrales; Jesús iba de forma constante de la banda al centro y Aquino del centro de la banda para tratar de no fijar marcas, en el sector derecho Vargas iba hacia la banda para fijar al lateral y Chaka ingresaba en diagonal para encontrar el carril interior derecho.

Pizarro tuvo mayor movilidad, estando por izquierda sobretodo funcionó como un ancla para el mini-sistema ofensivo Dueñas - Aquino, Guido era el apoyo de ellos 2, si la perdían él era el primero en tratar de recuperar.

Los goles fueron desde el lado izquierdo, ese fue siempre el sector fuerte del equipo durante el partido. Se notó la importancia de esos movimientos de afuera hacia adentro y de adentro hacia afuera, sobretodo en el gol de Dueñas que sirvió para darle la vuelta.

Algo de lo peor que sucedió en Tigres fue lo que ocurría en los últimos 30 metros, porque fallaba mucho gracias a la buena ubicación defensiva del equipo visitante.

Pumas no se dejó

El gol, que fue un error de Meza, es porque se provocó. Hubo una buena presión alta de forma constante para agobiar esa constante salida limpia desde el fondo, también tuvo buenos desbordes que terminaron en llegadas fructíferas. Tigres se salvó en algunas ocasiones, pero fue menos de lo que ellos produjeron.

Fue de bastante presión, eso se notó en el bajísimo 29% de posesión que tuvieron.

El cansancio

Para el final del partido se notaba algo de fatiga en Tigres, ¿eso afectará para la vuelta? Se jugará a medio día en la altura de la Ciudad de México, este viernes será clave para la recuperación de los futbolistas.