A dos años de la décima estrella Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

A dos años de la décima estrella

Fue el 9 de octubre de 2018, cuando Ramiro Peña pegó el sencillo que produjo la carrera del campeonato ante los Guerreros de Oaxaca en el Estadio de Beisbol Monterrey.

Campeón 2018
La Afición

Hace dos años, Sultanes de Monterrey probaba las mieles del campeonato, al vencer a los Guerreros de Oaxaca en el Estadio de Beisbol Monterrey, y coronarse como monarcas en la Liga Mexicana de Beisbol.

Aquella noche, 9 de octubre de 2018, Ramiro Peña se encargó de hacer estallar el grito en la garganta de los aficionados regiomontanos, cuando dio un hit con el que armaron el ataque para empatar el juego en la octava y después pegó el sencillo con el que anotaron la carrera del título.

Sultanes anotó una vez en la octava tanda para empatar y una vez más en la novena para hacer que el décimo título de la LMB esté en su poder, conquista que no lograban desde la Temporada 2007, cuando vencieron a los Leones de Yucatán.

Después de enfrascarse en un choque dominado desde el centro del diamante, los dos últimos capítulos fueron de gran tensión, pero ahí se definió el duelo. Oaxaca tomó la ventaja 2-1 con un "wild pitch", pero entonces la artillería de Sultanes respondió.

Con un "fly" de sacrificio de Agustín Murillo y un "hit" de Ramiro Peña con los senderos repletos, y dos outs, empezó el festejo, ya que Chris Roberson anotó la carrera con la que hacen suya la Serie del Rey, al ganar 3-2 este duelo y 4-2 la confrontación.

La pizarra se movió en la cuarta tanda y después entró en un tenso, cardiaco pero entretenido duelo orquestado desde el centro del diamante.

Alejandro González arrancó el octavo rollo con imparable y se dio el duelo de estrategias. Un "toque de sacrificio" de Erick Rodríguez movió al corredor a la intermedia, una rola a segunda de Jay Austin lo puso en la antesala y llegó la ayuda del rival: un mal pitcheo de Anthony Vasquez que no pudo detener el cátcher le permitió al veloz Alex González llegar "safe" de cabeza.

Octava alta, Oaxaca tomaba la ventaja y se ponía a seis outs del triunfo. La ofensiva bélica ya no hizo más daño y entonces le dio la estafeta al pitcheo y la defensiva. Pero la experiencia le dio a los Sultanes la carrera que necesitaban.

Un pasaporte que negoció Román Alí Solís sin "out", Ramiro Peña dio "imparable" con el que se puso en la tercera la del empate y Agustín Murillo puso la bola en juego, lejos del plato, para que con "fly" de sacrificio se empatara el duelo.

Así, llegó la novena tanda. Y la definición con dos outs en la pizarra.

CS