Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Investigan a Jay-Z por supuesto fraude

Autoridades de Noruega informan que están investigando afirmaciones de que algunas cifras de audiencia de Tidal Music

Investigan empresa de Jay Z en Noruega por supuesto fraude. | Reuters

OSLO.- La policía de Noruega informó hoy que está investigando afirmaciones de que algunas cifras de audiencia de Tidal Music, propiedad de Jay-Z, Beyoncé y otros artistas, fueron infladas artificialmente.

Una queja presentada el año pasado por grupos que trabajan para artistas noruegos y sellos discográficos dijo que el supuesto fraude privó a otras estrellas de su parte justa de ingresos por suscripción.

Tidal, que empezó a operar como la empresa noruega Wimp, desestimó previamente las acusaciones y su abogado Fredrik Berg negó el lunes cualquier irregularidad.

"Tidal no está bajo sospecha en este caso", mencionó Berg, de la firma judicial Fend, y agregó que la compañía está en contacto con la policía.

Las indagaciones tienen lugar tras una investigación del diario financiero noruego Dagens Naeringsliv (DN) de mayo de 2018 respecto a que Tidal habría manipulado los datos de usuarios, citando información interna de la compañía a la que afirmó que había tenido acceso.

"Hemos iniciado una investigación para confirmar o rechazar la sospecha de manipulación", comentó la Autoridad Nacional Noruega para la Investigación y Enjuiciamiento de Crímenes Económicos y Ambientales, Oekokrim, en un comunicado.

DN pidió a un grupo de investigación especializado en seguridad de datos de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU) que revisara los datos.

En su reporte, con fecha de 10 de abril de 2018 y divulgado tras la publicación de la historia de DN en mayo, el grupo determinó que hubo una manipulación de los datos en algunos momentos.

El año pasado, Tidal negó haber incurrido en manipulación y afirmó que el artículo de DN era erróneo. El diario defendió su reportaje.

Jay-Z, cuyo nombre real es Shawn Corey Carter, compró la empresa responsable del servicio Wimp en 2015 por 464 millones de coronas suecas (51.90 millones de dólares) y es el propietario junto a otros artistas, como Alicia Keys, Beyoncé, Madonna y Kanye West.

jeem