Irán libera buque petrolero británico retenido en julio Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Irán libera buque petrolero británico retenido en julio

La autoridad marítima y portuaria de la República Islámica dijo que el Stena Impero salió del pais este viernes en la mañana.

| AP

TEHERÁN. — Un petrolero de bandera británica retenido por Irán desde julio quedó libre el viernes y navegaba hacia Emiratos Árabes Unidos, según el propietario del buque.

La autoridad marítima y portuaria de la República Islámica dijo que el Stena Impero salió de Irán el viernes en la mañana. Horas antes, el petrolero comenzó a transmitir su ubicación por primera vez en semanas en las inmediaciones del puerto de Bandar Abbas, donde estaba retenido.

Erik Hanell, presidente y director ejecutivo de la compañía sueca propietaria de la embarcación, Stena Bulk, dijo que tanto el mercante como la tripulación habían sido liberados y se dirigían a Dubai, donde los marineros desembarcarán para someterse a exámenes médicos.

"Las familias de los miembros de la tripulación han sido informadas y la empresa está preparando la repatriación de sus valiosos marinos a la mayor brevedad posible”, explicó Hanell en un comunicado.

Según el cibersitio de rastreo del tráfico marítimo MarineTraffic.com, el Stena Impero se dirigía hacia el sur desde Irán a una velocidad de poco más de 22 km/h.

Irán detuvo el petrolero el 19 de julio en el Estrecho de Ormuz, el angosto acceso al Golfo Pérsico por el que pasa el 20 por ciento del petróleo mundial. En la detención participaron efectivos que descendieron de helicópteros hasta el casco con rifles de asalto, en unas dramáticas imágenes que se emitieron después en la televisora estatal.

La operación se produjo luego de que la Marina británica ayudase a detener a un superpetrolero iraní el 4 de julio.

Las autoridades de Gibraltar, un territorio británico ubicado en el sur de la Península Ibérica, pararon al entonces llamado Grace 1, que transportaba crudo por importe de 130 millones de dólares, bajo la sospecha de que estaba violando las sanciones de la Unión Europea al llevar el petróleo a Siria.

Días más tarde, Gibraltar permitió que el superpetrolero volviese a navegar luego de que, según dijo, Irán prometió que no iría a Siria.

Pero el buque, que fue rebautizado Adrian Darya 1, apareció más tarde en la costa siria, lo que enojó a Gran Bretaña. Irán no reveló quien compró los 2,1 millones de barriles de crudo.

cog