Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Nueva Zelanda prohíbe las armas de asalto tras masacre

La entrada en vigor del veto fue inmediata para evitar que se almacenen armas.

CHRISTCHURCH.- La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, anunció el jueves la prohibición inmediata de vender fusiles de asalto, cargadores de alta capacidad y armas semiautomáticas de “estilo militar” luego de un ataque terrorista que mató a 50 fieles en dos mezquitas de Christchurch.

La entrada en vigor del veto fue inmediata para evitar que se almacenen armas y estará seguido de una prohibición completa sobre todo tipo de armas una vez se aprueben las nuevas leyes que se están elaborando, apuntó Ardern.

La población podrá entregar sus armas bajo una amnistía mientras las autoridades desarrollan un sistema formal de recompra que tendrá un costo de hasta 200 millones de dólares neozelandeses (140 millones de dólares), dijo.

El hombre acusado de los ataques a las mezquitas había comprado sus armas legalmente con una licencia estándar para portar armas y mejoró su capacidad usando cargadores de 30 cartuchos “con una simple compra en internet”, afirmó la primera ministra.

“Todas las armas semiautomáticas utilizadas en el ataque terrorista del viernes serán prohibidas”, agregó Ardern.

La prohibición afecta a cualquier arma semiautomática o escopeta que pueda emplearse con un cargador desmontable con capacidad para más de cinco balas, y a los accesorios que transforman las armas en lo que el gobernó calificó de armas “de estilo militar”.

Esto no afectaría a las pistolas semiautomáticas de calibre .22 o más pequeño, que pueden contener hasta 10 balas, o a las semiautomáticas sin cartuchos desmontables con capacidad para hasta cinco disparos. Las armas no prohibidas son las más comunes entre agricultores y cazadores.

La policía y el ejército quedarán exentos del veto, así como las empresas que se dedican al control de plagas, indicó el gobierno, que agregó que se considerará también el acceso a las competiciones internacionales de tiro.

En Nueva Zelanda, que tienen una población de cinco millones de habitantes, hay cerca de 250.000 propietarios de armas con licencia. Las autoridades estiman que en total hay 1,5 millones de armas.

Por otra parte, las autoridades anunciaron que los cuerpos de las 50 víctimas de la masacre fueron identificados formalmente y las familias enterraban ya a sus seres queridos.

ilp