Presidente de China acepta ‘grave situación’ por coronavirus Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Presidente de China acepta ‘grave situación’ por coronavirus

Esta declaración surgió luego de que incrementara a 41 el número de muertos por esta enfermedad.

| ARCHIVO

PEKÍN.- El presidente chino, Xi Jinping, dijo el sábado que China está enfrentando una situación grave, cuando el número de muertos por el brote de coronavirus en China se elevó el sábado a 41, poniendo una nota sombría al comienzo del Año Nuevo Lunar.

Con más de 1.400 casos en el mundo, la mayoría en China, Hong Kong declaró emergencia por el virus, se cancelaron celebraciones y se anunciaron restricciones a los contactos con China continental.

El sábado, Australia confirmó sus primeros cuatro casos de contagiados por el coronavirus, mientras que Malasia confirmó tres y Francia informó de los primeros en Europa el viernes. Las autoridades sanitarias de todo el mundo hacían todo lo posible para tratar de evitar una pandemia.

Estados Unidos está organizando un vuelo charter con el que el domingo busca traer a sus ciudadanos y diplomáticos de Wuhan, la ciudad en el centro de China donde apareció el brote, informó el Wall Street Journal.

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, declaró el sábado una emergencia por virus en el centro financiero asiático, donde se han confirmado cinco casos, lo cual supuso la inmediata cancelación de las visitas oficiales a la China continental y de las celebraciones oficiales del Año Nuevo Lunar.

Se interrumpirán los vuelos de entrada y salida y los viajes en tren de alta velocidad entre Hong Kong y Wuhan, ciudad china en la que se originó el brote, mientras que las escuelas, que ahora están de vacaciones por el Año Nuevo Lunar, permanecerán cerradas hasta el 17 de febrero. El territorio chino también estaba sometiendo a análisis médicos a 122 personas sospechosas de haber sido contagiadas.

Xi sostuvo una reunión con la comisión política el sábado para ver medidas de combate el brote "acelerado", informó la televisión estatal.

El número de muertos en China aumentó a 41 el sábado, un notable incremento respecto de los 26 del día anterior. Hay registro de 1.300 personas infectadas en todo el mundo con un virus cuyo origen se ha localizado en un mercado de mariscos en la ciudad de Wuhan, en el centro de China, donde se vendían ilegalmente animales salvajes.

Hu Yinghai, subdirector general del Departamento de Asuntos Civiles de la provincia de Hubei, donde se encuentra Wuhan, recomendó el sábado que se compren mascarillas y trajes protectores. Los hospitales de la ciudad han hecho peticiones similares.

"Estamos llevando a cabo medidas de control y prevención de enfermedades (...). Pero ahora mismo nos enfrentamos a una crisis de salud pública extremadamente grave", dijo en una sesión informativa.

Los vehículos que transportan suministros de emergencia y personal médico a Wuhan estarán exentos de peajes y se les dará prioridad en el tráfico, dijo el sábado el Ministerio de Transporte de China.

Wuhan dijo que prohibiría la circulación de vehículos no esenciales en su centro a partir del domingo para controlar la propagación del virus, paralizando aún más una ciudad de 11 millones de habitantes que ha estado prácticamente bloqueada desde el jueves, con casi todos los vuelos cancelados y puntos de control en las principales carreteras que salen de la ciudad.

Las autoridades han impuesto desde entonces restricciones al transporte en casi toda la provincia de Hubei, que tiene una población de 59 millones de habitantes.

En el estado australiano de Nueva Gales del Sur, tres hombres de 53, 43 y 35 años de edad se encontraban en condiciones estables tras haberse confirmado que eran portadores del virus a su regreso de Wuhan a principios de este mes.

Un ciudadano chino de 50 años que había estado en Wuhan también se encontraba estabilizado en un hospital de Melbourne tras haber llego desde China el 19 de enero, informaron las autoridades de Victoria Health.

La cadena estadounidense de café Starbucks anunció el sábado que cerraría todos sus puntos de venta en la provincia de Hubei durante la semana de vacaciones del Año Nuevo Lunar, tras una decisión similar de McDonald's en cinco ciudades de Hubei.

mvls