Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Inicia cierre del Penal del Topo Chico

El asesor penitenciario, Eduardo Guerrero, informó que 150 internos serán reubicados al Penal de Cadereyta y los 2 mil 350 restantes se dividirán entre el Penal de Apodaca y el Penal de Apodaca 2.

penal del Topo Chico
| ARCHIVO

MONTERREY.- Con el traslado de los primeros internos en los próximos días, el Gobierno Estatal inició la cuenta regresiva para el cierre definitivo del Penal del Topo Chico, programado para el próximo 30 de septiembre.

Eduardo Guerrero, asesor especial del Estado en temas penitenciarios, confirmó que actualmente este centro cuenta con 2 mil 500 personas privadas de la libertad, de las cuales, 150 serán reubicadas al Penal de Cadereyta.

Los 2 mil 350 internos restantes se dividirán entre el Penal de Apodaca y el Penal de Apodaca 2, detalló el funcionario.

"Ese día (30 de septiembre) nada más vamos a sacar a los últimos PPL que queden dentro del penal, vamos a hacer traslados de forma paulatina en los próximos días, a donde va a ser ahora el nuevo centro donde van a ser asignados, que van a ser unos al Penal de Apodaca, la mayoría de ellos, y al penal nuevo que se está terminando en Apodaca, que va a ser el Penal Apodaca 2, y se cierra definitivamente", explicó.

Guerrero precisó que las obras del nuevo centro penitenciario en Apodaca llevan entre un 85 y 90 por ciento de avance, por lo que estarían listas en tiempo para el traslado de los internos provenientes del Topo Chico.

"Faltan que lleguen algunos equipos, en el penal nuevo prácticamente ya están listos los módulos, vamos a empezar a arrancar con algunos de los módulos, a empezar a probar el centro, y de forma paulatina, luego vamos a ir moviendo más PPL a esos centros", comentó.

Tras 76 años de operación, el terreno donde se ubica el Penal del Topo Chico albergará un parque y el Archivo General del Estado. No obstante, el proyecto no fue incluido en el Proyecto de Egresos de Federación 2020, por lo que de momento carece de asignación presupuestal.

En tanto, las autoridades penitenciarias descartan que las familias de los internos provoquen problemas por los traslados en puerta, pese a que en el pasado estos movimientos han generado conflictos.

"Yo creo que hoy la familia de los PPL entienden que esto es inevitable, no está a consideración de nadie, el Penal del Topo Chico es un penal, como ustedes lo vieron, que está muy deteriorado, es un penal que es inoperable, es infuncionable (sic).

“No tiene caso meterle dinero, sale más caro renovar este centro que construir uno nuevo, entonces lo que vamos a hacer es moverlos, van a tener mejor calidad de vida los PPL allá, y eso la familia lo entiende perfectamente", aseguró Guerrero.

Cuando concluyan los traslados, en el Penal de Apodaca 1 y 2 convivirán más de 4 mil internos de diferentes grupos delictivos, según han reconocido las propias autoridades. A pesar de ello, descartaron que ello sea una bomba de tiempo.

"No, no tiene por qué haber conflicto, son penales completamente independientes...el 30 de septiembre se pone candado y se cierra el Penal del Topo Chico", sentenció el asesor especial.

dat