Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

La felicidad y una sonrisa, nunca deben de faltar para divertir a un niño con un show navideño

Entretener a un niño no es tarea fácil, pero ver en sus caras la alegría vale la pena el esfuerzo.

La felicidad y una sonrisa, nunca deben de faltar para divertir a un niño con un show navideño

MONTERREY.- Los duendes de Santa Clos andan en todos los rincones del mundo, y en esta temporada algunas personas son reclutadas para llevar alegría a los niños.

Hablamos de algunos shows infantiles que se encuentran en centros comerciales, acuden a escuelas, casas, empresas con el fin de que los niños estén cerca de Santa.

Para llevar a cabo esta actividad empezamos por portar ropa adecuada y el duende Lalín fue el encargado de explicarnos las tareas a realizar para divertir a los niños en una escuela, empezando con un ensayo.

Y listo, a poner en práctica lo aprendido portando siempre una sonrisa para contagiar a los niños.

El trabajo de quienes están en los shows infantiles parece muy divertido, pero también es cansado, correr de un evento a otro sin comer y cambiando de vestuario en la camioneta que en ocasiones se descompone o choca y tienen que cumplir con llegar al evento.

Pero controlar a los niños no siempre es tarea fácil, menos cuando se trata de darles premios, pero no queda más que sonreír, aunque las cosas no salgan de todo bien.

En este trabajo el mejor regalo es ver en el rostro de las personas la ilusión.

Al concluir el evento finalmente Santa Clos nos dio su opinión.

dezr