Mexicano en Israel vive la incertidumbre de los ataques terroristas Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Mexicano en Israel vive la incertidumbre de los ataques terroristas

Luis Cruz platicó en Telediario que desde las 09:00 de la noche hasta las 04:00 de la mañana recibieron 400 misiles, lo cual es preocupante para todo el país.

Mexicano en Israel vive la incertidumbre de los ataques terroristas
| Especial

MONTERREY. - Luis Cruz es un mexicano que desde hace seis años vive en Israel con su esposa e hijos. Ante los recientes ataques que han sufrido, él asegura que permanecen tranquilos, pues ya se acostumbró a ese estilo de vida, donde el peligro es el pan de cada día.

El originario de Oaxaca mencionó en entrevista para Telediario, que durante la contingencia por el Covid-19 los ataques terroristas habían parado, sin embargo, desde hace tres días regresaron.

"Es lo mismo de cada año, nada más que con el coronavirus los terroristas se habían olvidado que existe un país que se llama Israel y realmente quieren meterle miedo a la población.

"Ya que estamos más o menos estable, la gente ya puede estar sin mascara, vuelve a regresar este pequeño problema, pero ahora con más fuerza y yo creo que la tensión está muy, muy fuerte", mencionó.

Luis platicó que desde las 09:00 de la noche hasta las 04:00 de la mañana recibieron 400 misiles, lo cual es preocupante.

Explicó también que hasta el momento el ejército de Israel no ha repelido la agresión, pues se encuentra en espera de recibir la orden y hasta el momento la población sigue trabajando de manera normal, como él que cuenta con una taquería en aquel país.

"Estoy abierto, estoy trabajando normal, estamos demostrando que estamos todavía en pie, no se debe parar nuestra vida cotidiana, tenemos el mejor ejército del mundo".

El mexicano mencionó que la protección llamada Ángel Guardian los mantiene un poco tranquilos, pues se trata de detectar los misiles y hacer que exploten en el aire para evitar que dañen a la población.

mmr

Mexicano en Israel vive la incertidumbre de los ataques terroristas