Tres de cada 10 papás en México usa violencia para 'educar' a sus hijos: ONG Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Tres de cada 10 papás en México usa violencia para 'educar' a sus hijos: ONG

El 44 por ciento de hombres que son figuras paternas consideran la violencia y castigos físicos necesarios para la educación.

Tres de cada 10 papás en México usa violencia para 'educar' a sus hijos: ONG
| MILENIO

MÉXICO.- En el marco de el Día Nacional contra el Abuso Sexual Infantil en México, el psicoterapeuta Jorge Barudy señaló durante la conferencia "Crianza sin violencia", que los derechos de los niños son los más vulnerados, por lo que es fundamental una crianza positiva desde pequeños pues tres de cada diez papás en México usa violencia física y verbal en niños de cero a seis años.

"El buen trato es un derecho fundamental para el sano desarrollo de niñas y niños, los cuales son vulnerados en sus derechos porque dependen de los adultos para obtenerlos", dijo Barudy.

De acuerdo con el estudio "Violencia en la Primera Infancia", realizado por la organización Guardianes, tres de cada diez papás en México usa violencia física (14 por ciento) y verbal (17%) en niños de cero a seis años.

Además, el 44 por ciento de los hombres que son figuras paternas consideran que la violencia y castigos físicos como cachetadas, nalgadas, golpes, manazos y coscorrones son necesarios para la educación ya que, en su experiencia, son prácticas eficaces.

A este respecto, Barudy señaló que esta situación que viven los niños se agrava con el covid-19. En ese sentido instó a las autoridades a no revictimizar a los niños que sufren este tipo de violencia.

"Necesitamos funcionarios y gobiernos comprometidos con la infancia, preparados en el tema y que entiendan el dolor y el sufrimiento de niñas y niños; muchos de ellos toman decisiones que les dañan más", mencionó el psicoterapeuta.

Del mismo modo, Barudy exhortó a la sociedad civil y gobiernos a trabajar para prevenir el maltrato y la violencia sexual infantil.

"El compromiso de todos, no solo de quienes trabajamos con niñas y niños, debe ser un compromiso desde la ética del amor, la lucha política por sus derechos, con perseverancia y paciencia", finalizó.

mmr