Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Julio Preciado casi muere por culpa de las drogas

El ex vocalista de La Banda El Recodo reconoció que los excesos de drogas y alcohol fueron las causantes de sus problemas renales

MONTERREY. - Julio Preciado reconoce que los excesos de drogas y alcohol lo llevaron a tener fallas renales.

Y es que el artista dijo que durante su vida ha tenido etapas de excesos que le cobraron facturas.

Julio Preciado se encuentra en recuperación después de haberse sometido a un trasplante de riñón donado por su hija.

Durante las entrevistas que concedió, dijo que su adicción a la cocaína fue la culpable de su enfermedad, además de la vida llena de excesos a la que estaba acostumbrado.

“Todos los excesos tienen un precio… todo tiene su precio, el chupe, el perico, todo, todo, la verdad, te descalcifica totalmente el cuerpo; y lo primero que te afecta con los ácidos es el riñón… los ácidos de la cocaína te afectan los riñones” dijo el cantante.

A pesar de que es un tema difícil de tratar, quiso ser sincero, al igual que con los médicos, quienes le reconocieron que el cantante nunca cedió a las drogas, por lo que Preciado explicó, que su contacto con la droga no fue en exceso; solo la usó para “alivianarse”.

“Los médicos fueron conscientes conmigo cuando les dije la verdad, me dijeron ‘pero para qué lo ocupas’; (y les dije) ‘no sé, la verdad’, ‘porque tenemos 10 días contigo en el protocolo del trasplante y no has consumido y no te vemos con la ansiedad que produce la falta de la droga, entonces por qué la usas’” comentó el cantante.

NO LE TEME A LA MUERTE

Julio Preciado se sometió a un trasplante de riñón la mañana del pasado 14 de enero, la cirugía fue todo un éxito y se encuentra recuperándose en Guadalajara.

El cantante de banda aseguró que pese a su condición no le teme a la muerte pues ya aprendió a valorar cada minuto.

“No le tengo miedo a la muerte... le tengo amor a la vida... no le tengo miedo a la muerte porque ya la conocí", señaló.

Preciado aprovechó para desmentir que su hija Juliana se quedará con su herencia y regalías por el hecho de haberle heredado su riñón y aseguró que esta decisión fue tomada tiempo antes.

Julio admitió que ya le pidió a su hija que cuando se casé lo haga por bienes separados pues afirma que él “no está para mantener a h...”.

El intérprete considera que continúa con vida por la voluntad de Dios, pues él tiene que cumplir una misión que aún no conoce.

Julio Preciado con más amor a la vida.