Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Su vida cambió radicalmente por un accidente

Hoy solo busca la manera de mantener a sus hijas.

La vida de Carmen Flores de la Rosa una mujer de 40 años de edad, cambió radicalmente hace tres años, su último empleo fue en una maquila de Gómez Palacio, de la cual fue despedida, ya que la edad fue su peor aleado.

La empresa la liquido con mil 800 pesos, con ese dinero compro un triciclo y pese a cualquier adversidad decidió salir a recolectar plástico y aluminio, 120 pesos al día fue el sustento de sus tres hijas, pero por un corto tiempo, ya que el destino le tendría preparada otra prueba, un accidente que la dejó marcada de por vida.

Un lunes por la mañana, salió a buscar botes, pero un automóvil la embistió, las lesiones fueron difíciles, uno de los neumáticos por poco amputa su pierna izquierda, destrozó al menos 40 centímetros de su músculo inferior y pese a que casi le cuesta la vida, logró recuperarse y hoy camina entre los autos buscando tan solo una moneda.

La falta de dinero para un tratamiento, la dejó sin la oportunidad de sanar adecuadamente y desde el mes de noviembre, logró dejar la cama para buscar una moneda para darle de comer a sus tres pequeñas.