Bruno, el perrito que nadie quiere Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Él es Bruno, el perrito que nadie ha querido

"Yo te sigo esperando y hasta mi último respiro te seguiré esperando", se lee en un escrito que publicó el refugio donde se encuentra.

Él es Bruno, el perrito que nadie ha querido  
| Especial

ESPAÑA. - Bruno es un pequeño perrito que tiene 10 años, casi 11 esperando a ser adoptado por alguna persona, pero hasta el momento nadie lo ha querido, él sigue a la espera de ser acogido por una familia que pueda cuidarlo y darle mucho cariño.

El animalito de 10 años y de siete kilos de peso ha estado durante los últimos tres años en un refugio de Barcelona, pero él no poder convivir con niños ha ocasionado que su humano correcto no llegue.

¿Por qué nadie lo quiere?

En un escrito realizado por el refugio, se explica que el perrito ha sufrido mucho y las personas no se han portado bien con él, y por eso es algo gruñón, pero de buen corazón y no se puede llevar bien con todas las personas, por lo que necesita un núcleo familiar tranquilo y cerrado.

Debido esto, los profesionales de la protectora ya se encuentran trabajando con Bruno para que pueda ser más cariñoso y entenderse mejor con todo tipo de personas y que deje atrás el sufrimiento que vivió.

"Solo necesito tiempo y seguridad, necesito que me ayudes a confiar. De la protectora se encargarán de ayudarme, con un profesional, para trabajar mis problemas en casa, porque creedme, tengo muchas ganas de volverme un perrito cariñoso y haré todo lo posible para que así sea. Solo necesito que me entiendas y que no te rindas.

"Esta es la historia de muchos perritos como yo, los invisibles, estos que todo el mundo ve con los ojos, pero no con el corazón", se lee en el escrito.

Él es Bruno, el perrito que nadie ha querido  
| Especial

En este texto se explica que el animalito ha perdido la confianza en la humanidad y necesita que alguien se la devuelva a él y los demás perritos del refugio.

"Aunque en los refugios nos cuidan bien, estos sitios deberían ser estancias pasajeras y no hogares para toda la vida y... la vida pasa... Se está acabando... Los 10 años se convierten en 11, los 11 en 12 y así hasta que se me cierran los ojos sin poder encontrar a una familia de nuevo.

Pero no como la que me abandonó emocionalmente herido, ¡no! Una buena familia como la que soñamos todos nosotros, ¡los invisibles!".

"Yo te sigo esperando y hasta mi último respiro te seguiré esperando", se lee.

En la página de https://protectorabcn.es/ se pueden encontrar a Bruno para que puedan regalarle una familia como él lo está esperando desde hace años.

mmr