Descubre cómo hacer pan de muerto casero Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Descubre cómo hacer pan de muerto casero

Ya sea que tengas el antojo o se lo quieras ofrecer a tus amigos o familiares, te decimos cómo hacer pan de muerto.

| ESPECIAL

MÉXICO.- Llegó la temporada del año, donde se recuerda a los fieles difuntos y los altares se llenan de ofrendas con los alimentos favoritos de los seres queridos que se adelantaron. Uno de los manjares que no pueden faltar es el pan de muerto. Y aquí te decimos cómo hacerlo con una receta fácil de seguir.

Porciones: 6 panes de muerto Ingredientes: 500 gramos de harina 2 huevos 180 gramos de mantequilla, dos barras de mantequilla 150 gramos de azúcar 1 taza de leche Ralladura de naranja 2 pizcas de sal Dos cucharadas de extracto de vainilla liquidan 15 gramos de levadura seca instantánea ¿Cómo hacer pan de muerto?

1 Para comenzar, precalienta el horno a 200°C y deja a fuera la mantequilla para que se haga más aguada. En una olla, pon a calentar 36 mililitros de leche cerca de un minuto, ya que debe estar tibia.

2 Coloca la leche en un recipiente, agrégale los 15 gramos de levadura seca instantánea y revuelve. Añade dos cucharadas de harina y mezcla hasta que tenga una consistencia. Incorpora tres cucharadas de azúcar y revuelve para que la levadura comience a fermentarse.

No importa si la consistencia queda muy aguada o más dura. Ponla en un lugar donde le dé el calor del horno, lo que hará que la masa empiece a crecer.

3 Esparce la harina restante en tu mesa de trabajo; luego dale forma de rosca, en la parte del medio agrega azúcar y revuelve con tus manos. Añade las dos pizcas de sal y la barra de mantequilla aguada, mézclala hasta que se junte con la harina.

4 Ahora sumarás los huevos y revuelve con un dedo. Poco a poco, pon leche y comienza a darle forma, hasta obtener una masa. Si todavía te queda harina en la mesa de trabajo, añade un poco de leche para que tenga forma. Agrega la ralladura de la naranja, por lo que debes rallar la cáscara de la naranja hasta que se vean blancas y añade dos cucharadas de extracto de vainilla. Amásala por cinco minutos o hasta que obtengas una masa con mantequilla, un poco grasosa y con olor a naranja.

5 Extiende con las manos la masa e incorpora la otra masa que ya se infló por la levadura y el calor. Mézclala, dale golpes fuertes contra la mesa, esto hará que la masa se llene de aire y se enfríe, hasta que la masa deje de estar chiclosa y ya no se pegue en la mesa.

6 En una bandeja con teflón, en caso de no tener una, unta un poco mantequilla a la bandeja de metal. Separa una bolita de la masa, o sea una media taza de masa. En la base esparce poca harina para darle forma a la bolita de masa y después la colocas en la bandeja. Corta otro pedazo de masa y forma un tubo con la masa y con los dedos separa para hacer los huesitos que irán encima de tu bola de masa. Así le haces hasta que se acabe la masa.

7 La bandeja en donde tengas los panes de muerto, ponla encima de la estufa para que el calor del honor haga que se esponje, pero tápalos con un plástico para evitar que se pongan duros. Déjalos reposar ahí por una hora.

8 Verás que los panes ya se expandieron. Después retira el plástico. Baja la temperatura del horno a 180°C y hornéalos por 20 minutos para que se dore por afuera. En un recipiente coloca una barra de mantequilla y derrítela en el horno de microondas. Saca los panes del horno y con una brocha barniza el pan con la mantequilla. En el plato donde pusiste la azúcar, sumerge el pan de muerto en la azúcar o espolvorea la azúcar en el pan.

cog