Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Mujer demanda aerolínea por encerrar a su perro en un baño

La pasajera denunció que una azafata encerró a su perro de apoyo emocional, Simba, en el baño del avión; exige al menos 75 mil dólares por daños y prejuicios.

| ESPECIAL

ESPECIAL.- Mujer demanda a la aerolínea después de que maltrataran a su perro de apoyo emocional durante un vuelo de Miami a Los Ángeles en abril.

La pasajera Abigail Diveroli presentó una demanda a American Airlines, tras alegar que una azafata de la aerolínea abusó verbalmente de ella, y encerró a su perro de apoyo emocional, Simba, en el baño del avión. Abigail exige al menos 75 mil dólares por daños y prejuicios.

De acuerdo con la demanda, Abigail iba con Simba porque estaba embarazada y sufría de ansiedad severa. Días antes del vuelo, la pasajera llamó a la aerolínea dos veces para confirmar que su perro podía sentarse con ella, ya que se trataba de un animal de apoyo “medicamente necesario”.

La pasajera relató a USA Today que cuando la azafata vio al perro de apoyo emocional en su bolso especial, le gritó que el animal no podía viajar en la cabina de pasajeros ya que era una violación a la Administración Federal de Aviación (FAA) y la amenazó con arrestarla cuando el avión aterrizará. Después la sobrecargo, la cambió de lugar a Abigail Diveroli de clase business a económica y puso en cuarentena al perro, dentro de un baño.

En el comunicado que emitió la aerolínea, en este se asegura que “el perro estaba viajando en calidad de mascota en lugar de animal de apoyo emocional o de servicio. (…) Las normas de la FAA dictan que las mascotas permanezcan en contenedores que puedan acomodarse debajo del asiento, sin embargo este contenedor no cabía. La tripulación a bordo trató de lidiar con la situación de acuerdo con las regulaciones oficiales”.

También hace mención sobre el cambio de lugar que le hicieron a Abigail en el cual especifica que el vuelo no admitía mascotas en la cabina Premium, por lo que el equipo en el Aeropuerto de Miami le ofreció cambiar de vuelo, pero la pasajera se rehusó y prefirió tomar asiento con superro en la cabina principal.

Recientemente American Airlanes modificó sus políticas en marzo, las cuales limitan la categoría de animales de apoyo emocional a perros y gatos únicamente y también solicita un certificado con detalles sobre su vacunación.

dat