Gloria Trevi habla sobre su vida en prisión Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

“Los 50 son una edad cabrona”: Gloria Trevi

En entrevista, la cantante cuenta cómo fue estar en la cárcel, los señalamientos en su contra y lo difícil que fue “salir de la tempestad”.

| ARCHIVO

ESPECIAL.- La cantante Gloria Trevi se encuentra promocionado su álbum discográfico más reciente “Nos Volvimos locos” en Madrid, días después de que fue acusada, junto a su esposo, Armando Gómez, por defraudación fiscal y lavado de dinero por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

En entrevista, la famosa cuenta cómo fue estar en la cárcel, los señalamientos en su contra y lo difícil que fue “salir de la tempestad”.

"Cuando salí de la cárcel, no fui a explicarle a la gente lo que había dicho la justicia, que era inocente. Salí a trabajar, porque si no iba a avanzar nunca. Fue renacer, levantarme. Ahora que estoy arriba puedo compartir esta historia porque quizá pueda hacer bien", señala la cantante en una entrevista con El País.

La intérprete de "Vestida de azúcar" estuvo casi cinco años en prisión acusada de abuso de menores. A finales de septiembre de 2004, un juez revisó su caso, fue absuelta de todos los cargos y reconocida como víctima de maltrato por parte de su ex pareja, Sergio Andrade, quien apareció en su vida cuando ella tenía 15 años.

"Llegué a este sujeto con 17 años pero luego me hice adulta, dicen. No, no te conviertes en un adulto normal. Yo era más fuerte a los 15, rebelde y feminista, que a los 30 anulada y rota. Te van rompiendo de a poquito. La gente critica el silencio, pero así nos enseñan: te pego porque te quiero", dijo.

Revela por qué decidió callar

Gloria Trevi comenta que al salir de prisión se sentía en deuda con su familia y en su momento optó por guardar silencio, pues señala que "sucede con las personas maltratadas: dan su lealtad y compasión a gente que no lo merece".

Añade que puedo sentirse libre cuando volvió a encontrar el amor: "Cuando salí de la tempestad, y aún tuvo que pasar un tiempo porque me sentía en deuda con mi familia y me quedé con mi mamá, después de todo lo que había llorado y luchado por mí. Hasta que volvió a enamorarme. Desde entonces me siento dueña de mí".

La diva mexicana menciona que cuando tenía 20 años no se sentía "bonita", pero ha aprendido a aceptarse, sentirse orgullosa de la persona en la que se convirtió y amar cada parte de su cuerpo.

"No me gustaban mis piernas, las veía gordas, talvez porque eso era parte de lo que me decían para hacerme sentir que no valía. Ahora, miro estas piernas que me han mantenido de pie y estoy orgullosa", comparte.

Volver a enamorarse, un camino a la libertad

Luego de ser exonerada, Gloria Trevi decidió que no volvería a enamorarse, "que iba a ser una hija de la chingada"; sin embargo, esta idea cambió cuando conoció a su ahora esposo Armando Gómez.

"Dije que no volvería a enamorarme... cuando vea a un cabrón que esté bien bueno, le voy a decir, tú a la cama y adiós, pensaba. Pero entonces vi a Armando, que ahora es mi esposo, y fue de la cama a la boda. Me salió mal lo de ser mala", comentó.

Sobre sus relaciones amorosas y lo que habría hecho en el pasado, la cantante señala: "Espero que para la próxima vez sí me salga lo de ser bien puta. En otra vida sería más cabrona. Si tuviera una hija le diría: qué mínimo conocer de siete hombres para arriba, porque si no no sabes de tamaños, ni de formas..."

mvls