Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Sale a la luz el pasado de Lizbeth Rodríguez antes de 'Exponiendo Infieles'

La joven de 24 años revela que su vida no ha sido nada fácil.

La actriz de 24 años comenzó su carrera como profesora de expresión oral. | Instagram @Lizbethrodriguezoficial

ESPECIAL.- Lizbeth Rodríguez se ha vuelto viral en días recientes tras su reacción en Instagram al llorar por haber "separado" a una pareja que estaba a punto de casarse, como parte de su programa de YouTube Exponiendo infieles, pero ¿quién es la chica Badabun?, aquí te contamos más sobre ella.

La popular chica que llega a revisar celulares de parejas con el fin de descubrir alguna infidelidad nació en 1994 en Tijuana, Baja California.

De acuerdo a sus videos, en los que ha relatado algunas experiencias de su vida, la infancia de Lizbeth Rodríguez no fue sencilla, pues desde muy pequeña tuvo la responsabilidad de cuidar a su hermano menor debido a que su mamá trabajaba dos turnos para poder sacarlos adelante.

El padre de Rodríguez no estuvo con ella y con su hermano, ya que se divorció de su madre, y en su familia se vivió violencia intrafamiliar, por lo que el ambiente en el que se desarrolló la orilló a independizarse a muy corta edad, Rodríguez tenía 16 años cuando tomó la decisión de salirse de su casa para seguir su sueño en la actuación.

Su madre se oponía a que ella se dedicara a actuar, por lo que ella buscó trabajo para poder pagar sus estudios. Es Licenciada en Teatro y ha participado en varias puestas teatrales, en una fue en donde conoció a una persona que la invitó a formar parte del Network de Badabun y de ahí comenzó con el proyecto de Exponiendo infieles, con el que alcanzó la fama en internet.

Mismo proyecto que Rodríguez desconocía pues a ella se le había explicado que sería asistente técnica de un nuevo programa, pero durante una junta los ejecutivos del canal por internet decidieron hacerle algunas pruebas a cuadro para ver su desenvolvimiento y les gustó tanto que la eligieron como conductora del contenido.

Sus primeras experiencias laborales no siempre fueron relacionadas a la actuación, Rodriguez recuerda que para poder pagar sus estudios, al salir de su casa, tuvo que trabajar como mesera durante algún tiempo.

“Me salí de mi casa con dos pesos, literal, con una moneda de dos pesos, y una amiga me tenía que prestar ropa para poder ir a trabajar”, comentó.

Con mayor formación en su carrera dejó el trabajo como mesera e incursionó como profesora de expresión oral para abogados y en campamentos religiosos de pequeños.

jeem